"En Hogares Nuevos nos reconocemos como un Movimiento inspirado por Dios, surgido en la denominada “primavera de la Iglesia”, como don del Espíritu Santo para las familias de nuestro tiempo. Y nos compromete a cada uno de sus miembros en la dimensión universal de la tarea evangelizadora, ya que el mundo necesita que sigamos presentando a Jesucristo Vivo después de dos mil años"

Los miembros del Movimiento Hogares Nuevos participantes en la IX Junta Internacional celebramos esta convocatoria, que una vez más nos reafirma en nuestra identidad y vocación de trabajar por el matrimonio y la familia a la luz de la enseñanza de la Iglesia, bajo la protección de san Juan Pablo II y la inspiración que, a través de nuestro fundador, el P. Ricardo Facci, recibimos del Espíritu Santo.

En tiempos en que prevalece el individualismo, Hogares Nuevos lanza su propuesta hacia el confín de la tierra, compartiendo generosamente los dones recibidos, no de manera aislada sino en comunidad, conscientes de que en equipo se potencian esos dones, con la certeza de que Jesús nunca nos dejará solos. Dios es un semillero de sueños y nos necesita como generadores de los mismos; y si somos capaces de que vuelen los sueños, haremos que vuelen los corazones para hacer posibles los cambios que imperiosamente el mundo necesita. Convencidos de que la comunidad hace el Evangelio creíble.

En Hogares Nuevos nos reconocemos como un Movimiento inspirado por Dios, surgido en la denominada “primavera de la Iglesia”, como don del Espíritu Santo para las familias de nuestro tiempo. Y nos compromete a cada uno de sus miembros en la dimensión universal de la tarea evangelizadora, ya que el mundo necesita que sigamos presentando a Jesucristo Vivo después de dos mil años.

La Junta Internacional se congratula con el avance en su tarea evangelizadora, a través de los subsidios y herramientas como los “Grupos C.A.C.” y “Camino de Emaús”.

La fe nos mueve a la generosidad y ésta ha de llevarnos a generar los recursos, también los materiales, para el sostenimiento que la evangelización precisa.

Confiamos los frutos de esta IX Junta Internacional a María Reina de la Familia, Reina de Nuestro Hogar que reconoció a su esposo San José como complemento, formando así, la Sagrada Familia, el primer equipo en la Redención.

Con la bendición de Santa Rosa de Lima y San Martín de Porres, dado en la ciudad de Lima, Perú, en el día de San José Obrero, primero de mayo de dos mil dieciocho.

Participantes de la IX Junta Internacional



Material de descarga





Compartir: